Breve Encuentro entre Universidades Jesuitas: Acompañamiento y Solidaridad con nuestras comunidades locales y globales

Breve Encuentro entre Universidades Jesuitas: Acompañamiento y Solidaridad con nuestras comunidades locales y globales

  • La Universidad de Santa Clara visita la Pontificia Universidad Católica del Ecuador para conocer los proyectos de justicia social con y para las comunidades indígenas y urbanas del Ecuador.

Por:

Ana Karen Barragán, Universidad de Santa Clara

Madi Smith, Estudiante de Licenciatura en Negocios de la Universidad de Santa Clara


El invierno pasado, estudiantes de la Universidad de Santa Clara (SCU) tuvieron la oportunidad de visitar la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) como parte de un programa de inmersión del Centro Ignaciano de Educación Jesuita de SCU que se centró en el Acompañamiento y Comunidades Intencionales en Quito, Ecuador. La visita tuvo como objetivo fomentar nuestra relación con la Red Global Jesuita entre las dos instituciones y conocer proyectos concretos de incidencia social que nuestra Universidad hermana en Sudamérica viene realizando en Ecuador.

La visita fue una experiencia inspiradora para los estudiantes de la SCU. Sus conversaciones con los profesores de la PUCE les mostraron las iniciativas de la universidad en regiones urbanas vulnerables y en la selva amazónica enraizadas en nuestra misión común de promover la justicia social. Estos proyectos institucionales implican la participación activa de profesores y estudiantes de la PUCE, centrándose en la investigación académica pertinente y el acompañamiento comunitario para y con las comunidades, como invitan nuestras Preferencias Apostólicas Universales.

Durante esta visita, un objetivo importante fue fomentar en nuestros estudiantes una cultura de encuentro y pertenencia a nuestra red global. Pretendemos acompañar a nuestros estudiantes en su participación en estas experiencias internacionales que, a su vez, enriquecerán su vocación y compromiso con sus comunidades locales a su regreso. Nuestro objetivo también es inspirar a nuestros estudiantes a comprometerse con la transformación de nuestras sociedades para construir un mundo más humano, justo y sostenible.

Echa un vistazo a la experiencia de Madi Smith, estudiante de la Universidad de Santa Clara, durante su visita a la PUCE:

*Texto original en inglés

Después de pasar tiempo en las zonas más rurales fuera de Quito, nuestro día en el centro de la ciudad fue un escenario radicalmente diferente de las visitas a los barrios que habíamos estado haciendo durante la mayor parte de la semana. Explorar la ciudad con sus monumentos y encantos únicos fue interesante, pero entrar en el campus de la PUCE a última hora de la tarde fue como entrar en cualquier otro campus universitario en el que haya estado antes. Fue un agradable descanso en la ciudad. Este hermoso campus urbano está lleno de estudiantes que corren de un lado a otro de los edificios académicos concentrados en un campus del tamaño de dos manzanas de la ciudad.

Nos recibieron en su hermosa biblioteca con gran entusiasmo y hospitalidad, y tenían a dos profesores dispuestos a compartir con nosotros sus proyectos únicos y apasionantes.

La primera, Venus Medina Maldonado, doctora y líder del grupo de investigación sobre prevención de la violencia de género, era enfermera antes de dedicarse a la práctica comunitaria y a la investigación sanitaria. Nos contó cómo el sistema sanitario de Ecuador se colapsó durante COVID-19 y cómo la universidad ayudó a implantar un sistema de pruebas mejor, que permitía a la gente obtener sus resultados mucho antes de las dos semanas habituales en el hospital. Esta anécdota fue emblemática del gran papel que desempeñó la PUCE en su comunidad. Estaba claro que esta universidad y sus proyectos se centraban en beneficiar a las comunidades de las que formaban parte y hacían de ello una prioridad en su educación.

Además, Maldonado compartió con nosotros su investigación centrada en la violencia doméstica en las relaciones entre adolescentes y creó un cuestionario que determinaba la probabilidad de que alguien se volviera violento. Estaba diseñado para ser el inicio de un programa de prevención que conectara a los estudiantes de secundaria en riesgo de violencia con recursos que pudieran ayudar a su desarrollo en un momento crítico de sus vidas. El proyecto de Maldonado nos pareció fascinante y algo de lo que todos pensamos que podrían beneficiarse las comunidades en las que crecimos en Estados Unidos.

Nuestro siguiente ponente fue el doctor David Lasso, coordinador de la Estación Científica Yasuní, que estudia tanto la naturaleza como las comunidades indígenas Waorani y Kichwa en la parte ecuatoriana de la selva amazónica. Habló sobre el trabajo de la Universidad para apoyar la preservación de la biodiversidad, así como las culturas ancestrales de la zona y cómo esto se conecta con la Encíclica Laudato Si’ y la misión de una universidad jesuita. Aprendimos mucho sobre lo rica en recursos que es la Amazonia, no sólo en términos de especies sino también de prácticas culturales de la comunidad Yasuní. Lo anterior, contribuye al compromiso de Lasso y sus investigadores de preservar y compartir su riqueza. 

Durante nuestra estancia en la PUCE aprendimos en qué trabajan otras universidades de la amplia red jesuita y cómo gran parte de nuestro trabajo está interconectado. Los estudiantes de nuestro grupo que están enfocados en Estudios de la Mujer y de Género, Ciencias Ambientales y Salud Pública relacionaron estos proyectos con cosas que habían aprendido y hablado en sus clases. Durante esa tarde, hubo una clara conexión entre las dos universidades de regiones diferentes. Todos sacamos mucho provecho del privilegio de que estos investigadores vinieran a hablarnos. Incluso charlamos a la salida sobre la posibilidad de volver a estudiar en el extranjero con la PUCE. ¡Fue así de emocionante!

*El Equipo de Inmersiones de la Universidad de Santa Clara extiende su más profunda gratitud a la Oficina de Internacionalización de la PUCE por su cálida hospitalidad hacia nuestros estudiantes y colaboradoras durante nuestra visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *