Del 18 al 20 de junio se realizó en Quito (Ecuador), el Encuentro sobre informe de derechos humanos y Amazonía, que contó con la participación de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM),  homólogos de la Red de Ambiente y Sustentabilidad de AUSJAL y representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Mauricio López, secretario ejecutivo de la REPAM, informó que el encuentro fue un espacio propicio para afianzar las relaciones con la CIDH, que desde hace tres años ha buscado abordar la urgencia de generar una respuesta compartida a los problemas de la región Panamazónica. Aseguró que en respuesta a la solicitud de la REPAM se elaborará un informe especial sobre la Amazonía. Adelantó que durante la reunión se definieron los insumos y contribuciones esenciales para estructurar el documento, de forma que se garantice la creación de parámetros interamericanos que pueda servirle a futuro a cualquier persona que luche por la defensa de los derechos humanos de pueblos y comunidades en estos territorios. “La idea es que tenga un impacto a largo plazo e inaugurar una nueva perspectiva: la territorial, concebida como espacio de vida”, dijo.

El informe abarca fundamentalmente la realidad de los pueblos indígenas amazónicos, las comunidades que habitan en este territorio, las situaciones cotidianas de estas poblaciones (salud, condiciones de vida, entre otros). “Existe la necesidad de dar una respuesta conjunta, donde cada uno pone lo que tiene para lograr cambios a largo plazo”, agregó.

Lopéz resaltó la participación de las universidades. “El papel de la universidad es transformar a la sociedad de manera estructural, de manera que esos cambios permanezcan a largo plazo, creando condiciones en la sociedad para que sea capaz de producir. La Amazonía es el signo de una sociedad fracasada, tenemos egresados exitosos en el mundo mientras comunidades enteras están siendo asesinadas, amenazadas y desplazadas”. Finalizó destacando la urgente necesidad de articular institucionalmente a la REPAM, las universidades y la CIDH para desarrollar la capacidad de responder a la situación de vulnerabilidad en la Panamazonía.

Las universidades de la Red AUSJAL que han participado en este proceso son: Católica Andrés Bello-sede Guayana (Venezuela), Pontificia Universidad Javeriana Bogotá (Colombia); Pontificia Universidad Católica del Ecuador; Antonio Ruiz de Montoya (Perú); y Pontificia Universidade Católica do Río de Janeiro (Brasil). Además, la Pontificia Universidad Católica del Perú, la Escola Superior Dom Helder Camara (Brasil); centros sociales y otras instancias especializadas, entre ellos: el Centro de Investigación y Educación Popular (Colombia); Consejo Indigenista Misionero (Brasil); Centro de Documentación e Información Bolivia (Bolivia); y Guyana Human Rights Association (Guyana).

facebook
twitter
YouTube