“Conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” (Juan 8, 32)

1. Ofrece su constante oración para que este 2019 sea un año nuevo y distinto para Nicaragua. Que la reconciliación a la que el Papa Francisco exhortó en las navidades recién pasadas sea resultado de un diálogo que restablezca el Estado de derecho, que restituya todas las libertades constitucionales, que garantice el respeto irrestricto de los derechos humanos de la población, y que revierta el proceso de destrucción económica al que, según los especialistas en la materia, el país está siendo empujado.

2. Manifiesta al pueblo nicaragüense y a la comunidad internacional su preocupación por la reducción sustancial del presupuesto que por prescripción constitucional recibe la Universidad Centroamericana (UCA) desde el año 1990 en cuanto miembro del Consejo Nacional de Universidades, en reconocimiento a su activa y positiva participación en la lucha del 6% del presupuesto nacional asignado anualmente por el Estado al desarrollo de la educación superior, y con la finalidad de que integre y beneficie a la mayor cantidad posible de jóvenes de escasos recursos en su preparación profesional.

3. Reafirma que la UCA, desde su fundación en 1960, en coherencia con su vocación humanística, ha venido cumpliendo con la misión de “servicio de la fe y promoción de la justicia” a través de la investigación creadora, la docencia de calidad y la proyección social ética y ciudadana. La UCA es un centro académico que enfoca todos sus esfuerzos en contribuir eficazmente al bien del país y a la formación integral de los profesionales y técnicos que pueden y deben llevarlo a cabo.

4. Testimonia a la comunidad educativa y a las autoridades de la UCA su solidaridad ante los inevitables efectos que la sustancial reducción presupuestaria provocará en su funcionamiento y servicio al país. En sintonía con el respaldo internacional que universidades e instituciones jesuíticas del mundo le han venido brindando, lamenta que por prejuicios ideológicos y sesgados intereses políticos se perjudique el aporte de una institución académica que, inspirada en los valores éticos del cristianismo, se ha comprometido en poner a la razón, a la ciencia y al pensamiento en favor del desarrollo humano integral de Nicaragua.

Descargue el comunicado aquí

facebook
twitter
YouTube